martes, 29 de diciembre de 2009

LA FIESTA


El pintor Diego Fortunato en Florencia (Italia).
A sus espaldas el falso David de Miguelángel.

La fiesta (1987)
Pintor: Diego Fortunato
Acrílico sobre tela 122 x 76.5 cm.
(ROBADO POR UN INESCRUPULOSO MARCHAND D'ART
EN LA ISLA DE MARGARITA (VENEZUELA)
Y A LOS AÑOS VISTO POR ÚLTIMA VEZ
EN EL SALÓN-RESTAURANTE DEL HOTEL GUAIQUERÍ
DE LA MISMA ISLA -HOY DESAPARECIDO-).

¡QUÉ BELLO ES VIVIR!

Aunque me duela el alma
y la tristeza arrope
mis sentimiento,
venceré el desamor
con la fuerza de Dios.

Y no es porque sea lego
o un bobo santurrón
que cree con fanático
fervor en el Divino Señor.

Es que el día a día,
la flor que hueles,
el aire que respiras,
el cielo que brilla
ante tus ojos
es la vida que lanza
su aroma de existencia
a la bondad infinita.

¡Vive!.... ¡Vive!...
Siempre vive…
Porque la vida es bella
pese a sus amarguras,
desaciertos y conjuros.
Nadie jamás podrá
derrotarla porque la vida
es el dulce y hermoso
cántaro donde brilla
la fe, el optimismo
y un huerto lleno
de esperanzas.

¡Es el regalo de Dios!...
¡Aprovechémoslo!...
¡Dura muy poco!

domingo, 27 de diciembre de 2009

SUEÑO DE LIBERTAD


Diego Fortunato y su hija Daniela en Milán (Italia).



Sueño de libertad (1990)
Pintor: Diego Fortunato
Acrílico sobre tela 120 x 90 cm.
Colección Privada: Familia Kors




EL SEIS DE MAYO

El seis de mayo…
Sangre el seis de mayo.
El cielo y las estrellas
se oscurecerá
el seis de mayo.
Las nubes
se teñirán de dolor.

El seis de mayo…
¡Ay!... El seis de mayo.

El seis de mayo…
¿Qué pasará
el seis de mayo?
Dónde?... ¿Por qué?...
¿Cómo vendrá?...
El seis de mayo
corceles vestidos
de muerte surcarán
el horizonte teñido
de perlas y sangre.

El seis de mayo…
¡Ay!... El seis de mayo.

El seis de mayo…
Las carretas…
Los soldados…
La muerte anidará
en sus demonios
el seis de mayo.

El seis de mayo…
¡Ay!... El seis de mayo.

El seis de mayo
el llanto inundará
corazones
y marchitará vidas
aún no nacidas…
El seis de mayo.

El seis de mayo…
¡Ay!... El seis de mayo.

El seis de mayo
fantasmas
de negras corbatas
y boinas de muerte
arrasarán
campos de vida.

El seis de mayo…
¡Ay!... El seis de mayo.

El seis de mayo
nacerá el dolor
en tierra preñada
de penas y llanto.
El dolor… Las penas…

El seis de mayo…
¡Ay!... El seis de mayo.

El seis de mayo
renunciarán
los pájaros a trinar.
El seis de mayo
la voz de árboles
y sabanas
se opacarán.
El paisaje…

El seis de mayo… ¡Ay!
El seis de mayo.

El seis de mayo
el canto negro…
El de la muerte… ¡Ay!
Vencerá… ¡Vencerá!…
El seis de mayo…

El seis de mayo…
¡Ay!... El seis de mayo.



N/A: Este poema nació
de un sueño que tuve
el día viernes 25
de diciembre de 2009.
En el mismo
sólo se me repetía
El seis de mayo…
El seis de mayo…
No fue pesadilla,
pero me impactó tanto,
que la mañana siguiente,
al despertar, decidí
asentar el título
del poema para,
algún día, escribirlo.
No obstante las palabras
fluyeron solas
y, a los pocos minutos,
este fue el resultado.

viernes, 25 de diciembre de 2009

DESATA A LOS CUATRO ÁNGELES QUE ESTÁN ATADOS JUNTO AL GRAN RÍO ÉUFRATES


Diego Fortunato con sus hijos Diego Odín, Daniela y Deborah.


Desata a los cuatro ángeles que están
atados junto al gran río Éufrates (1989)
Pintor: Diego Fortunato
Acrílico sobre tela 60 x 40 cm.
Serie: APOCALIPSIS
Collección Privada familia González-Fortunato La Rosa
(Milán, Italia).




PEREGRINO

¡Rosas!... El canto del cristofué se aleja.
Jazmines perfuman el cielo con su olor de llanto.
La brisa acaricia el aire callado y perenne.
Las grullas vagan a su suerte…, hacia la alegría.

¡Callo!... El ruido de la mente opaca el alma.
Siento las olas batir en mis sienes blancas.
El océano abarca la mar de los pensamientos.
Nado en el universo de la nada…Voy más allá...
Soy peregrino del tiempo… Viajante de la nada.
Un vagabundo errante… Caminante silencioso…
¡Soñador de sueños!… ¡Encantador de ilusiones!...


lunes, 21 de diciembre de 2009

DOS PALABRAS (EL POEMA MÁS CORTO DEL MUNDO).


Diego Fortunato y el cantante español Raphael cuando eran todavía muchachos.


El espejo del alma (1993)
Pintor: Diego Fortunato
Acrílico sobre tel 120 x 90 cm.
DESAPARECIDO EN COMBATE




DOS PALABRAS (Original)

Dos palabras
y un sólo poema:
¡Te amo!




DOS PALABRAS
(Más ácido aún)

Dos palabras:
¡Te amo!


DOS PALABRAS
(Versión más audaz y record Guinnes)

¡Te amo!




P/D:
Falta sólo una exclamación: ¡Coooooño!

viernes, 18 de diciembre de 2009

LA AMANTE DEL GOBERNADOR


Diego Fortunato. Al fondo una de sus pinturas.


La amante del gobernador (1987)
Pintor: Diego Fortunato
Acrílico sobre tela 90 x 60 cm.
Colección Pirvada

CÓMO DECIRLO

Cómo decir
que te amo
más allá
de las cosas
infinitas.
Que tú sólo
suspiro
enciende
mi alma
en fuego
de lava bendita.

El perfume
que adorna
tu piel venerada
cabalga
sobre río
apasionado
en noches
de sueños
dulces
y encantados.

Cómo decirte
lo tanto que te amo
si al verte sólo
balbuceo palabras
sin sentido.

A cada
instante quisiera
robarle un beso
a tus labios dorados
para morir loco
y muy embrujado.

Eres mi súplica
sagrada.
La que surca
el universo
más allá del todo
y la nada infinita.
Vivir sin ti
sería la muerte.
No habrían
más horizontes
en el cielo,
ni más blancos
en las nubes.
Ni más rosas,
ni jazmines.
Ni más alegría
sino lágrimas mías
que inundarían
los prados,
las selvas
y el cielo eterno
y más nunca
una azucena,
una margarita
o una flor bendita
volverían a nacer
porque eras
la flor mía.
Todo se secaría.
Tú perfume,
mis besos de caricia
se esconderían
y jamás podría vivir
sin sentir tú latir
en mis sienes
ardientes.

Tus ojos de miel
plenos de de vida
es luz que alumbra
con alegría la vida.

Olvidarte
jamás podría
sin antes no sentir
la humedad
de tu cuerpo
fundirse en el mío.

¡Cómo decirlo!
Eres el todo
y la nada.
El universo
y el cielo azul.
La tormenta
y la calma
El fuego y el frío.
El aire y su armonía.
El amor y la pasión.
El aliento de vida
porque sin ti la vida
nada sería…
¡No existiría!

¡Cómo decirlo!…
Cómo encontrar
palabras eternas
para decir que te amo
hasta más allá
de las cosas infinitas.
Con un beso
no podría,
con un millón tampoco
porque eres luz
que das amor
sin decir te quiero
y te entregas entera
sin más condición
que aspirar de mi boca
el amor verdadero.

martes, 15 de diciembre de 2009

BOTERO Y YO


Diego Fortunato con las desaparecidas Torres Gemelas a sus espaldas.


Botero y yo (1994)
Pintor Diego Fortunato
Acrílico sobre cartón 66 x 48 cm.
Colección Privada



EL COLECCIONISTA DE HERIDAS

Cuánto dolor
en el mundo.
Cuánto sufrimiento
vil y opacado
en el olvido
infame y cruel.
Los hijos de la tierra
mueren de hambre
en todo el planeta
y la perversa
política sólo habla
de posesión,
conquistas, riquezas,
tierras y fronteras.
Armamentismo…
¡Armamentismo!…
Muerte
y armamentismo
desmedido
y sin cordura.
Guerras de hombres
contra hombres.
¿Cuál es el enemigo?...
¿Dónde está?
El único maligno,
el tirano a derrotar
es a la pobreza
y al hambre,
infame destructor…
¡La peste
de los siglos!...
Basta… Basta…
¡Ya no más!
¡Cambiemos
bala por bocado
y en artilugio
celestial acabará
la hambruna
mundial!
La espiritualidad
renacerá cuando
todos bailemos
hermanados

y en paz.

Pero nada se hace
y nada se quiere hacer

para derrotar
la peste del siglo.
Sólo palabras vacías

y manchadas
de horror inundan

la cínica indolencia.
Risas y carcajadas
en el burdel
del poder.
Muerte y dolor
en la tierra negada.

Los coleccionistas
de heridas
murmuran
y mueren

sin un bocado
de sustento.
Millones se van
con el alma
y el estómago vacío.

Ni una oración.
En sus labios
sólo un adiós
al infinito.
Crece el calvario.
Yo parto
con ellos.
A su mundo
de muerte.
La humanidad
se extingue.
La humanidad
ha muerto
y yo con ella
muere la aflicción

y los sentimientos.
Es la tortura
del hombre.
La brutal fiereza
del ser
que la tierra

engendró.

La indiferencia
es la herida
que desangra
la vida.
La gota
que inunda
los mares
y tiñe de rojo
el pensamiento.
Los militantes
del dolor
anidan su eco
sobre sábanas
teñidas de muerte.
La tierra pare
con angustia
a los coleccionistas
de heridas
y sus gemidos

aumentan
en el calvario
de la vida
tal como crece
el olvido.


No hay coronas
de espinas
para los coleccionistas
de heridas,
sólo muerte cruel
y sombría.

viernes, 11 de diciembre de 2009

EL GLOTÓN DE LOS PRADOS DE CHIN-LAI


Diego Fortunato en Pisa (Italia) con el río Arno a sus espaldas.



El glotón de los prados de Chin-Lai (2005).
Pintor: Diego Fortunato
Tinta china sobre cartulina 35 x 25 cm.
Sierie: EL LENGUAJE DEL ZEN (Realizada en Pisa, Italia).


SE VENDE

Lo recaudado irá a beneficio de la

FUNDACIÓN NIÑOS ARTISTAS DISCAPACITADOS



EL ENIGMA DEL AMOR


¿Qué sería
del mundo
si no existiese
el amor?
El vació, la nada
en la existencia.
Sería el ocaso
de los sueños,
el fin, la muerte
y con esta
la esperanza.

Sin amor
nada hay
ni nada somos.
La vida no
tendría sentido
sin su abrigo.
Sería oscuridad
y tormento.
Las caricias
y la ternura
así como
la risa pura
reposarían
en la sepultura.

¡Qué niños
nacerían!...
Y a los ancianos,
¿en qué pestilente
mundo los tirarían?
¿Dónde
a los lisiados,
huérfanos,
enfermos,
pobres
y desheredados?

Sin amor
nada somos
ni nada
podemos ser.
El amor
lo es todo
y sin amor
la humanidad
se extinguiría
en un soplo
sin disparar
cartucho alguno
y poca harían
bombas atómicas
o guerras intestinas.

El amor lo es todo.
El suspiro, el aire
que respiras
y la mano amiga
que te salva la vida.
Las lágrimas,
el consuelo
y la dicha
de estar vivo
en el firmamento.

No hay vida
sin amor,
ni amor sin vida.
Son indivisibles,
como el cielo
y la tierra,
como el agua
y el río,
como la mente
y el cuerpo.
Siempre juntos,
de las manos
tomadas,
será su grato
caminar.

Nunca podrán
vivir separados
porque así lo quiso
el Creador
al regalarnos
el milagro eterno
del amor.

jueves, 10 de diciembre de 2009

AFÉRRATE AL MOMENTO PRESENTE COMO SI FUERA EL ÚNICO QUE TIENES


Diego Fortunato (en sus tiempo de periodista deportivo) y el Rey Pelé.



Aférrate al momento presente
como si fuera lo único que tienes (Noviembre de 1993).
Pintor: Diego Fortunato
Acrílico sobre tela 140 x 100 cm.
(ASESINADO DURANTE EL ARTICIDIO DE 1997).





EL ENIGMA DEL AMOR

¿Qué sería
del mundo
si no existiese
el amor?
El vació, la nada
en la existencia.
Sería el ocaso
de los sueños,
el fin, la muerte
y con esta
la esperanza.

Sin amor
nada hay
ni nada somos.
La vida no
tendría sentido
sin su abrigo.
Sería oscuridad
y tormento.
Las caricias
y la ternura
así como
la risa pura
reposarían
en la sepultura.

¡Qué niños
nacerían!...
Y a los ancianos,
¿en qué pestilente
mundo los tirarían?
¿Dónde
a los lisiados,
huérfanos,
enfermos,
pobres
y desheredados?

Sin amor
nada somos
ni nada
podemos ser.
El amor
lo es todo
y sin amor
la humanidad
se extinguiría
en un soplo
sin disparar
cartucho alguno
y poca harían
bombas atómicas
o guerras intestinas.

El amor lo es todo.
El suspiro, el aire
que respiras
y la mano amiga
que te salva la vida.
Las lágrimas,
el consuelo
y la dicha
de estar vivo
en el firmamento.

No hay vida
sin amor,
ni amor sin vida.
Son indivisibles,
como el cielo
y la tierra,
como el agua
y el río,
como la mente
y el cuerpo.
Siempre juntos,
de las manos
tomadas,
será su grato
caminar.

Nunca podrán
vivir separados
porque así lo quiso
el Creador
al regalarnos
el milagro eterno
del amor.

miércoles, 9 de diciembre de 2009

CRISTÓBAL, EL QUE SUFRÍA DEL COLON


Diego Fortunato (cuando era un poquito más joven) y Claudia Cardinale.


Cristóbal, el que sufría del colon (1995)
Pintor Diego Fortunato
Acrílico sobre tela 122 x 76.5 cm
(ASESINADO DURANTE ARTICIDIO DE 1997)



LA PEREGRINA DEL HAMBRE


Dos hermanos hambrientos,
una hembra vieja
que toca violines
negros de muerte.
Es la vida marchita.
La fría entrega al ocaso
nocturno del tiempo.
La voracidad y la ignominia
pueden más que la cordura
cuando el hambre niegan
y desborda la insensatez
en las calderas sin mentes.

Si o no, quién sabe,
pero la loca mente todo
lo sabe y manipula
y, si no, lo inventa
en el loco cerebro
curtido y dañado.

Todo fenece.
Menos la maldad traidora
en la mente de mujer amargada.
El fin será libre.
El hambre y el tiempo
de los desposeídos renacerá.
Las bocas abrirán sus fauces
en la casa de la mujer oculta,
la de que todo controla
y objeta sin sentido
el pan de la vida.

Conjuro, felicidad de muerte
en el alma de la mujer atormentada
por una vida sin amor
y por los hijos no nacidos.
Es putrefacto el ser
que nunca pudo
en el vergel de su vida
crear un límpido y puro ser.
Pero ahora
sólo es muerte viva
que vaga sin sentido
y desolación infinita.
Todo es expiración.
No hay hermanos.
Todo es gris y negro
en el alma de muerte.

¡No vivió!...
¡Sólo murió lenta
y cruelmente!...
¡Viva la vida!...
¡Abajo los que mueren
sin haber vivido!

lunes, 7 de diciembre de 2009

AMBICIOSA SOLEDAD


Ambiciosa soledad (1995)
Pintor Diego Fortunato
Acrílico sobre tela 150 x 100 cm.
Serie: HORIZONTES PERDIDOS
(DESAPARECIDO EN COMBATE).




LA ENFERMEDAD Y EL CUERPO





Cuenta la leyenda
que en una noche de luna llena,
en el preciso instante que la oscuridad
estrechaba sus manos con el día
en un bosque que pincelaba
de gris el horizonte de la eternidad,
aconteció la boda.
Dos hadas se juntaron.
Una se llamaba
Cría y la otra Porfía.
Una era buena, la primera,
y la segunda malévola y dañina.
No sé qué rayos
partieron al universo,
pero aquella unión
de pronto se volvió incierta.
Fue tanto el dolor inflingido,
que se batieron en largo duelo.
Las dos eran heroínas
y titanes de las fábulas
del Olimpo de la fantasía.
Al ver lucha tan estéril y banal,
el Dios de la Bondad las separó
de las alturas para enviarlas
a la locura terrenal.
Desterradas, no les quedó
más remedio que separar sus cuerpos.
Fue así como en la Tierra,
donde todo era paz y libertad,
nació el cuerpo y la enfermedad.
Desde aquel entonces,
irreconciliables en su afán,
no hubo más remedio
que buscar consuelo
en la botica, el médico
o el curandero de la ciudad.










El píntor y escritor Diego Fortunato y un grupo de amigos junto
 a la desaparecida actriz Farrah Fawceett Major.

viernes, 4 de diciembre de 2009

EN EL NIDO DE LA ROSA


Diego Fortunato y Brigitte Nielsen.

Primera bailarina Alessandra Ferri (Modelo del cuadro).
En el nido de la rosa (2008)
Pintor: Diego Fortunato
Acrílico sobre tela 120 x 70 cm.
Serie: BAILARINAS INFINITAS


A LA VENTA


Lo recaudado será destinado a la
FUNDACIÓN NIÑOS ARTISTAS DICAPACITADOS
EN EL NIDO DE LA ROSA


Seducido
por la misteriosa
belleza y perfume
inmaculado de las rosas,
tomé paleta y pincel,
salpiqué con desenfado
unos colores sobre la tela
y comencé a soñar despierto.

Son tan delicadas…
Tan hermosas…
No importa sin son blancas,
rosas, rojas o color marfil,
que de sólo verlas siento
presenciar el nacimiento
de un hermoso querubín
con suaves mejillas
moteadas de carmín.

En armoniosa melodía
el pincel de la imaginación
me llevó a penetrar su nido
lleno de enigmas y fantasías.
Sentí su corazón latir cerca de mí.
Era como observar todos
los sueños de la humanidad
juntos en solo verso.

De la paleta explotó el color
y regó el lienzo de vida.
Luego vino el blanco
y los espirales de verde tallo
con sus raíces de amarillo
macerado en el tiempo,
hasta que de su centro nació
lo que me había imaginado:
una bailarina preámbulo
de dioses y alma de rosa.

¡Al fin la terminé!…
Está ahí, despierta, viva,
mirando sorprendida
el mundo que le di
atrapada en el frágil lienzo
que ahora es su prisión.

¡Oh, locura!... ¡Por qué lo hice!
¿Por qué la condené
a la demencia
de la vida terrenal?...
Me arrepiento… ¡Lo juro!
Esperaré callado
el castigo
por tan cruel
y despiadado sacrilegio.






















miércoles, 2 de diciembre de 2009

EN EL PRADO DE LOS LIRIOS SALVAJES

Alina Cojocaru (Modelo del cuadro).

En el prado de los lirios salvajes (2009)
Pintor: Diego Fortunato
Acrílico sobre tela 120 x 80 cm.
Serie: BAILARINAS INFINITAS
A LA VENTA
Lo recaudado irá a beneficio de la
FUNDACIÓN NIÑOS
ARTISTAS DISCAPACITADOS
EN EL PRADO DE LOS LIRIOS SALVAJES

Una tarde,
cuando los bostezos
se teñían de laurel,
comencé a pintar
un cuadro al desdén.
Ah, por si no lo sabían,
además de poeta,
título que me he ganado
pincelando palabras
durante una existencia,
también soy pintor
y, por supuesto,
un poco o bastante
loco, dependiendo del cristal
o de la enardecida envidia
con la que se me mire.

Pues sí, desfloré
casi sin querer aquel lienzo
inmaculado, blanco,
virgen de pureza total,
y sobre el comencé
a depositar mis sueños.

Una pincelada,
después otra.
El verde, el rojo rubí
y el grácil violeta
comenzaron a danzar
y fundirse en arcoiris
de placer y sentimiento.

Mis ojos brillaron
con sublime apreciación
y los pinceles siguieron
la ruta de los dioses
creando un mundo
hasta entonces desconocido
por mis sentidos.

Y así, poco a poco,
todo fue tomando forma
hasta que de su centro
sereno emergió una bailarina,
de esas que yo
había imaginado infinitas.

Seguí con mi pincel en alto,
pero ahora escribiendo
una poesía sobre aquel lienzo
que hablaba de vida.

Como venida de lo eterno
saltó del infinito una bella
y delicada ninfa vestida
de verde prado con corpiño
de filigranas de negro azabache
y destellos de rojo amor.

Quise penetrar la tela
y tomarla entre mis brazos.
No me atreví… Jamás lo haría.
Sería un sacrilegio de pintor
y poeta que jamás me perdonaría.

Ella seguirá virgen,
pero sola, presidiendo
un cuadro pincelado
con los colores del sentimiento
que algún día será famoso
y que al capricho del viento titulé
“En el prado de los lirios salvajes”.

Son cosas del amor, de los sentimientos.


lunes, 30 de noviembre de 2009

EL DESCANSO





Diego Fortunato
pintor, poeta,
ensayista, novelista,
jodedor irreverente
y pensador universal.

La mucama (1998)
Pintor: Diego Fortunato
Acrílico sobre tela 122 x 76.5 cm.
Serie: MUJERES DE PIEL DE SOMBRA
Colección FAMILIA LA ROSA GUARNERI


BAILANDO CON LAS ESTRELLAS

Todo es luz
donde hay amor.
Donde las estrellas
vagan sin temor.
Es el tiempo
el que sueña,
la vida corre
y juega
en los colores
de las estrellas.
Baila junto
a las cuerdas
del violín,
en el sonido
que te lleva
hasta el fin
de la espera.
Baila… Baila
con las estrellas,
en su brillo
y en las curvas
de la armonía
y del beso
en el jardín
de la primavera
que hoy
espera por ti.

martes, 24 de noviembre de 2009

CHAN-LI, EL PROTECTOR DEL SABIO CONOCIMIENTO


Chan-Li, el protector del sabio conocimiento (2005)
Pintor: Diego Fortunato
Tinta china y acróico sobre cartulina 40 x 50 cm.
Serie: EL LENGUAJE DEL ZEN

A LA VENTA
Lo recaudado irá a beneficio de la
FUNDACIÓN NIÑOS
ARTISTAS DISCAPACITADOS

LA SOCIEDAD DE LOS POETAS LIBRES
A todos los soñadores que pincelan palabras.

En un mundo de pensamientos ignotos
vivía una sociedad secreta tan hermética
que los fantasmas de las ideas
decidieron investigar su paradero.
Surcaron montañas de letras,
consonantes, pronombres y verbos.
Pasaron ríos plagados
de preposiciones, artículos y acentos.
Una avalancha de adjetivos
casi los tapia entre lanzas de diptongos
y las letales rimas mientras pasaban
un destartalado puente colgante
hecho de fibras de sujetos
y pretéritos imperfectos.
Sin aliento, llegaron a la cima.
Adheridos a una lustrosa pared de comas
pasaron sobre los resbaladizos
puntos suspensivos
y de pronto, ahí estaban,
frente al majestuoso
y señorial punto final
que estaba flanqueado
por dos rudos puntos y coma
que sostenían afiladas exclamaciones
y cuatro fuertes e insensibles dos puntos
que en su pecho terciaban
un enjambre de cartuchos de interrogantes.
Recobradas las fuerzas,
los fantasmas de las ideas,
tambaleantes, le preguntaron:
¿Qué tenemos que hacer
para tener el honor de ser miembros
de vuestra distinguida sociedad?...
¿Qué méritos alcanzar
y cuál la cuota que debemos pagar?
El privilegio es simple,
contestó el Rey de los puntos,
tanto que no se necesita mucho:
Es tomar amor, sueños y fantasía
y juntas lanzarlas en un bosque
repleto de pasión, ilusión y sentimientos.
Cuando comienza a oler a esperanza
se adereza con un poquito de dolor,
se le echa dos gramos de realidad
y cuatro cucharadas de imágenes surtidas
y dos hojas de llanto picante
cultivadas en el corazón.
Cuando la cocción
pasa de las horas del pensamiento
ha llegado el momento ideal
de ponerlo a enfriar
no sin antes darle otro toque de amor.

Después, sólo una palabra…
y detrás de ella otra cabalgando
sobre una más lejana y ésta corriendo
con alegría tras otra que busca la libertad.

sábado, 21 de noviembre de 2009

LA VIRGEN DE LOS OJOS CALLADOS




pintor, poeta,
ensayista, novelista,
jodedor irreverente
y pensador universal.

La Virgen de los ojos callados (2005)

Pintor: Diego Fortunato

Tinta china y acrílico sobre cartulina 30 x 50 cm.

Serie: EL LENGUAJE DEL ZEN
VENTA
Lo recaudado irá a beneficio de la
FUNDACIÓN NIÑOS ARTISTAS DISCAPACITADOS

VOY
Voy a sembrar
un huerto lleno de estrellas
donde nazca la alegría.

Voy a rescatar
el amor sufrido
en el tiempo del olvido.

Voy a iluminar
el sol con flores de día
para borrar la noche fría.

Voy a buscar
los duendes de la vida
en las horas dormidas.

Voy a pintar
con mis ojos la paz
sepultada en el ocaso sombrío.

Voy a reír
entre las piedras y el madero
porque encontré al olivo perdido.

Voy a encender
mi alma herida. Ya no soy
el vagabundo de los tiempos idos.

Voy a besar
a los santos míos, a los cristales
caídos en tierras calcinadas.

Voy a cortejar
al milagro que me devolvió
de la nada. A la fe que me rescató
del naufragio. A la luz y al calor.
A la voz interior que escribió
una carta de amor en mi corazón.

martes, 10 de noviembre de 2009

CHON-LI, LA MUSA DE LA ESPERANZA


Chon-Li, la musa de la esperanza (2005)
Pintor Diego Fortunato
Tinta china y acrílico
sobre cartulina, 30 x 20 cm.
Serie EL LENGUAJE DEL ZEN

A LA VENTA
Lo recaudado irá a beneficio de la
FUNDACIÓN NIÑOS
ARTISTAS DISCAPACITADOS


Diego Fortunato,
pintor,
poeta,ensayista,
novelista,
jodedor incurable
y pensador universal.
LA VIDA ES SUSPIRO

Estar vivo es suspirar
sentir el aliento del aire
galopando en las veredas del alma.
Ver pincelar arcoiris de amor
en los paisajes de vida
donde los sueños navegan
y la fantasía se vuelve realidad.

No hay vida sin sueños
ni amor sin pasión.
Un suspiro es el aliento
de la golondrina que aloja su nido
en tejado curtido de afectos
en la historia del tiempo.

El suspiro es el milagro,
el ángel, el mensajero
glorioso que nos recuerda
que la vida es quimera
y las glorias perecederas.

Atrapa los suspiros
las hojas de otoño
antes que inicien vuelo
sobre las lágrimas de olvido.

La vida es suspiro.
Saborea sus mieles
adorna sus primaveras
y sube a los briosos corceles
que dichosos relinchan
en las floridas praderas
del vientre bendito de la tierra
que no da cobijo y amor.

martes, 3 de noviembre de 2009

EL VIAJANTE


El viajante (1989)
Pintor Diego Fortunato
Acrílico sobre tela 100 x 70 cm.
Colección Privada familia Rigo.



LA SOCIEDAD DE LOS POETAS LIBRES
A todos los soñadores que pincelan palabras.



En un mundo de pensamientos ignotos
vivía una sociedad secreta tan hermética
que los fantasmas de las ideas
decidieron investigar su paradero.
Surcaron montañas de letras,
consonantes, pronombres y verbos.
Pasaron ríos plagados
de preposiciones, artículos y acentos.
Una avalancha de adjetivos
casi los tapia entre lanzas de diptongos
y las letales rimas mientras pasaban
un destartalado puente colgante
hecho de fibras de sujetos
y pretéritos imperfectos.
Sin aliento, llegaron a la cima.
Adheridos a una lustrosa pared de comas
pasaron sobre los resbaladizos
puntos suspensivos
y de pronto, ahí estaban,
frente al majestuoso
y señorial punto final
que estaba flanqueado
por dos rudos puntos y coma
que sostenían afiladas exclamaciones
y cuatro fuertes e insensibles dos puntos
que en su pecho terciaban
un enjambre de cartuchos de interrogantes.
Recobradas las fuerzas,
los fantasmas de las ideas,
tambaleantes, le preguntaron:
¿Qué tenemos que hacer
para tener el honor de ser miembros
de vuestra distinguida sociedad?...
¿Qué méritos alcanzar
y cuál la cuota que debemos pagar?
El privilegio es simple,
contestó el Rey de los puntos,
tanto que no se necesita mucho:
Es tomar amor, sueños y fantasía
y juntas lanzarlas en un bosque
repleto de pasión, ilusión y sentimientos.
Cuando comienza a oler a esperanza
se adereza con un poquito de dolor,
se le echa dos gramos de realidad
y cuatro cucharadas de imágenes surtidas
y dos hojas de llanto picante
cultivadas en el corazón.
Cuando la cocción
pasa de las horas del pensamiento
ha llegado el momento ideal
de ponerlo a enfriar
no sin antes darle otro toque de amor.

Después, sólo una palabra…
y detrás de ella otra cabalgando
sobre una más lejana y ésta corriendo
con alegría tras otra que busca la libertad.

jueves, 29 de octubre de 2009

EL TÍTERE DE LÁGRIMAS DE PAJA



El títere de lágrimas de paja (2005)
Pintor Diego Fortunato
Tinta china y acrílico
sobre cartulina 30 x 20 cm.
Serie EL LENGUAJE DEL ZEN

VENTA
Lo recaudado irá
a beneficio de la
FUNDACIÓN NIÑOS
ARTISTAS
DISCAPACITADOS
Diego Fortunato,
pintor, poeta,
ensayista, novelista,
jodedor irreverente
y pensador universal.




SUEÑOS ROTOS

Como fantasmas
los veo deambular
desde mi ventana
todas las mañanas.

Unos corren altivos
con la esperanza
dibujada en sus rostros.
Otros cabizbajos
y pensativos.
Otros tan
apesadumbrados
que parecen
cargar un mundo
de penurias
en sus hombros.
Unos van tristes,
otros preocupados.
Algunos van
desvariando,
otros cantando.
Los hay
de los que van
riendo,
otros llorando.
Se ven
rostros opacos,
otros brillantes.
Los hay
con energía
y también
sin fuerzas.
Los hay
con cara
de hambre
y los hay
satisfechos.
Pero todos corren…

Los más jóvenes
llevan un cántaro
de sueños
y alegría
en sus mochilas.
Caminan tan
apresurados
que semejan
pájaros volar tras
sus fantasías
sin saber
que muchos
nunca
la alcanzarán.
La vida
no está hecha
de quimeras
sino de realidades.
Pero corren…
Corren mucho.
Unos a pasos cortos
otros en largas zancadas.
Algunos parecen
liebres en el prado.
Otros marionetas
zigzagueantes.
Unos van
al norte.
Otros al sur.
Algunos al este
y también
los hay rumbo
al oeste.

Corren… Todos corren…
Algunas mujeres
marchan al redoble
de sus tacones.
Otras en el silencio
de sus zapatos de goma.
Pero todos corren… Corren.
Hasta los niños que van
al colegio corren
de la mano de su madre.
Y los más bebés
también corren
en sus coches
y calesitas empujadas
por sus padres
quienes también corren
mientras los trasladan.
No es el preludio
del fin del mundo,
pero todos corren.

¿Dónde van?...
¿Quién llegará primero?
¿Quién lo logrará?
Es la carrera
por la vida…
Por los sueños rotos.

Parecen hormigas…
Abejas tras un panal,
sin saber que la vida
es efímera tal soplo
y los sueños inmortales.

Los veo
desde mi ventana
y me angustio.
Corren en días
lluviosos
o cuando
hay bruma.
Corren
con el sol
ardiendo
en sus espaldas.
Corren… Corren
tras un autobús
y en las paradas
se atropellan.
Corren en el metro
donde semejan
robots desquiciados
cual centellas.
Corren en las avenidas
sin saber donde pisan.
Corren en las autopistas
que hoy en día
son vías de maniáticos
y chiflados.
Corren en los ascensores.
Arriba y abajo.
Abajo y arriba,
solo por dinero,
un mendrugo
que comer
y una cama
vacía de realidad.
Corren por las escaleras…
Corren por las cuestas
empinadas
y sinuosas bajadas.
Siempre corren
Como si correr
fuese vivir.
Pocos son
los que coreen
tras la misericordia…
Tras el amor
divino teñido
de esperanza.

Todos corren… Corren
Unos más aprisa.
Otros más despacio,
pero corren y corren
sin saber
que los caminos
del tiempo
conducen siempre
a la tierra donde
los sueños
al fin son
inmortales
y duran
una eternidad.

Hace tiempo
dejé de correr.
Ahora que corra
el viento tras de mi.
Ya no soy hombre,
ni sueño, ni mortal
o inmortal,
sino un viajero
que mira
la inmensidad
desde la ventana.

viernes, 23 de octubre de 2009

TIEMPO DE AMAR


Diego Fortunato, pintor, poeta, ensayista, novelista, jodedor irreverente y pensador universal.



Tiempo de amar (1996)
Pintor Diego Fortunato
Acrílico sobre tela 120 x 76.5 cm.
Serie MUJERES DE PIEL DE SOMBRA
Colección Privada familia Nigro (Italia)




De mi libro
PENSAMIENTOS Y SENTMIENTOS
(TODOS DEDICADOS AL AMOR)





Estar sin amor es como estar sin cordura.


El amor todo lo puede y todo lo arrebata.




El amor es la parte divina de nuestro propio ser.


Vivir sin amor es como estar desterrado en una jungla tormentosa y salvaje.


El amor es la varita mágica que nos pone a volar.


El amor lo es todo, sin el nada existe o existiría.


Sin amor la vida sería un desierto infernal.


Quien vive en amor vive dentro de Dios.


El amor no es pecado, pecaminoso es no amar.


La fuerza que emana el amor de una madre es más poderosa que cien bombas atómicas juntas.


No hay vida sin amor, ni amor sin vida.


Donde no hay amor hay odio y es terreno de Satán.


El amor sin conciencia es como la conciencia de amar.


El amor se toma su tiempo, pero cuando llega explota.


El amor es música, mil violines en el cielo que arrebatan la cordura.


Quien no ama está muerto o ausente de vida.


El planeta Tierra se hizo con amor, no dejes que el odio lo destruya.


¡Quieres más amor!.... ¡Mira al cielo y lo absorberás en todo el universo!


Ama, siempre ama, aunque sea a las pequeñas cosas de la vida porque ellas en realidad son grandes.


Mira a tú alrededor. El amor está allí. Si no lo ves estás ciego.


Sólo el sordo de sentimientos no escucha el canto del amor.


El amor es la misericordia esparcida en el infinito.


El amor es polvo de estrellas. ¡Deja qué te bañe!


El amor no se mide por su fuerza o intensidad, menos por su calor, sino por su sentimiento.


No hay sentimiento más puro en el universo que el amor.


Encontrarse a sí mismo es encontrarse con el amor.


El amor es el todo, la energía que mueve el universo.


No hay verdad absoluta en los confines del amor.


Más quiero un minuto de amor que cien años de desamor.


Quien se atreva a decir que el amor no tiene cien mil infinitas facetas es que nunca ha oído el canto de un pájaro o el susurro acariciante del viento.


Yo amo, tu amas, ellos aman y los demás ¿qué hacen?... ¡Amar, por supuesto!


Amar es vivir, soñar, querer el mundo atrapar y los sueños lograr.


Cada segundo que respiras es una ocasión especial.


La risa es la medicina del alma.



Cada segundo que pasa es el futuro que se aleja.


El Teorema Invencible es: vive intensamente, ama con locura y ríe con soltura. No hay números suficientes en el universo para su demostración científica, pero es tan real y necesario como el aire que respiras.

viernes, 16 de octubre de 2009

HUAN-TIE, EL CONSEJERO DEL MAR DE LAS PERLAS


Huan-Tie, el Consejero del Mar de las Perlas (2005)
Pintor Diego Fortunato
Tinta china y acrilico sobre cartulina 60 x 40 cm.
Serie EL LENGUAJE DEL ZEN


A la VENTA
Lo recaudado irá a beneficio de la
FUNDACIÓN NIÑOS ARTISTAS DISCAPACITADOS



QUISE


Encontré una margarita
en el cielo aquel día.
Estaba atrapada de una nube en un riel.
Quise salvarla con un beso
y abrazar sus pétalos con pinzas de amor.
Volé hacia ella. Cabalgué sobre corceles de sueños.
Remonté cabañas de viento. Crucé el tiempo.
La felicidad alargó su mano. Un ruiseñor
brindó su canto a la vida. La alegría renació aquel día.
Le di fuerte a las riendas. Casi pude tocarla
pero mientras más avanzaba la flor se alejaba.
Frágil es la dicha. Frágiles los sueños.
Quise salvarla con un beso…
Quise abrazar sus pétalos con pinzas de amor.
Lloró el sol aquel día… Lloró el alma mía…

miércoles, 7 de octubre de 2009

BUSCANDO LA LÍNEA DEL HORIZONTE

Diego Fortunato,
pintor,
poeta,ensayista,
novelista,
jodedor incurable
y pensador universal.
Buscando la línea del horizonte (2005)
Pintor Diego Fortunato
Tinta china y acuarela sobre papel
Serie: EL LENGUAJE DEL ZEN
Colección Privada famila Assunto





ESCUCHA EL DOLOR DEL MUNDO


Estuve en el principio del dolor,
donde la humanidad se desangra.
Donde la fe es negocio y burla,
imperio de conjuras
y capital sin cordura.
Estuve en el este y en el oeste,
en el norte y en el sur…
Con negros y blancos
y con hombres de ojos de alelí,
rasgados o rojos como el rubí.
En el Asia y en el África,
en Europa y América
y en las tierras lejanas,
y sólo encontré una religión…
¡La verdadera!... ¡La de los hombres!
¡La de los materialistas!
La de los seres que no creen en Dios,
mucho menos en Alá o Mahoma,
Buda, la Biblia o el Corán.
Que se burlan de la Tora de Moisés
y de las vírgenes y los santos,
así como de mí Espíritu Santo,
al igual que hacen con
Krishna y los devotos que lo siguen.
Tampoco en el Cristo que llevan
en sus cuellos como escapulario
cuando están en Wall Street
o en el burdel donde negocian
con maldad la vida de la humanidad.
Es la de los hombres
la religión que domina al mundo…
La más perniciosa y dañina,
la que con soberbia conduce
a guerras, muertes y al terror
por avaricia, prepotencia y ambición.
Y rezo:
Vivo, pero la violencia del hambre me tortura.
Vivo, pero el terrorismo aniquila mi alma.
Vivo, pero sollozo cuando crucifican a la compasión.
Vivo, pero la opresión y la maldad ofuscan mi ser.
Vivo, pero agonizo si no hay libertad ni expresión.
Vivo, pero, ¿dónde voy, si no puedo ser quien soy?
Vivo, pero me rebelo si no me dejan escribir.
Vivo, pero, ¿cómo puedo vivir sobre el dolor del mundo?
Vivo, porque soy un loco imposible.
Vivo, porque nací en este planeta chiflado.
Vivo, porque estoy enfermo de cordura.
Vivo, pero no puedo vivir si el hambre destruye a los míos.
Vivo, porque amo al amor y el amor todo lo puede.
Vivo, porque sin vida no podría escribir.
Vivo, para ser la conciencia de la humanidad.
Vivo, porque Dios es mi guía y yo su rebaño.

lunes, 5 de octubre de 2009

LA MADONNA


La madonna (2001)
Pintor Diego Fortunato
Acrílico sobre tela 120 x 100 cm.
Serie: VITRALES VIRTUALES
Diego Fortunato,
pintor, poeta,
ensayista, novelista,
jodedor incurable
y pensador universal.


A LA VENTA


Lo recaudado irá a beneficio de la
FUNDACIÓN NIÑOS ARTISTAS DISCAPACITADOS




SÓLO AMO AL AMOR

Porqué buscarlo
en los laberintos
de vidas arrulladas.
Porqué buscarlo
en recovecos
de placer y sin sentido.
Porqué no verlo
si está tan cerca
que casi nos arrolla.
Porqué tenerle miedo
si es tan sublime.
Porqué escapar
en vez de abrazar.
Porqué no darle
la piel y la dulzura.
Porqué buscar
metas infinitas
que al fin nada dejan.
Porqué engañar
a los sentidos.

Son sólo algunas
de las preguntas
que rondan mi ser
de alma viva
y las respuestas
en tropel inundan
mi mente fiel.

Sólo el amor
nos da la vida.
El amor es la energía
envuelta en capullos
de lirios blancos
y paz infinita.
El amor nada pide
y todo entrega.
El amor es la puerta
que enciende la luz
y apaga la oscuridad.
Es la felicidad
y las ilusiones.
El sueño convertido
en hermosa realidad.
¡Lo es todo!
Es el blanco y el negro…
La paz y la guerra…
La vida y la muerte…
Pero, por sobre todo,
es el aire que respiras
porque sin amor
no estás vivo.
El amor lo es todo
y sin el nada hay.

sábado, 3 de octubre de 2009

LA DIOSA QUE ME DEVOLVIÓ A LA VIDA


La diosa que me devolvió a la vida (2004)
Pintor Diego Fortunato
Acrílico sobre tela 120 x 90 cm.
Diego Fortunato,
pintor,
poeta,
ensayista,
novelista, jodedor irreverente
y pensador universal.



¿QUIÉN ERES?


Te encuentro en el viento.
En el suspiro que acaricia la flor.
En el aliento que ahoga mi alma.
Eres el todo en la nada de mi existencia
y siquiera sé quién eres.

Vivo arrullo de agua.
Piel al vaivén de olas sin lamento.
Locura del firmamento…
Estrella que ahogas la tormenta,
dime, por favor, ¿quién eres?

Entraré en la estancia del recuerdo.
En el murmullo de la luz
para saborear tú beso en el tiempo.
Límpida locura, alma sin cordura
que atrapas mi vida con ciego torzal,
de dónde vienes, ¿quién eres?

Danza impetuosa que acaricia la creación.
Estás allí, en toda tú hermosura,
hembra galana, mujer amada, sueño loco,
mujer mía que abrazo en el tiempo,
porqué me castigas con tú silencio.

jueves, 1 de octubre de 2009

LA MAJA INDÍGENA


La maja indígena (1996)
Pintor Diego Fortunato
Acrílico sobre cartón 80 x 60 cm.

A LA VENTA
Lo recaudado irá beneficio de la
FUNDACIÓN NIÑOS ARTISTAS DISCAPACITADOS


NUNCA BUSQUES EL SILENCIO

Escucharte, música,
es susurro celestial.
Violín o flauta, arpa o pianoforte,
lágrima cristalina
que deleitas el alma mía,
y el vuelo de las golondrinas.

Canto de perdices y ruiseñores…
¡No hay Cristo más alegre
que al que le cantan los cantores!…
La melodía pellizca la tierra
y ella, bendita, besa sus notas.
¡Eso es la música!

Me pierdo en sus cenizas.
Vuelvo loco la vista
para atrapar sus acordes
en el viento
pero quedo sin aliento.

¿Quién inventó la música?... ¿Dónde
está el Dios que dio su aprobación?...
¿Quién posee un oído tan divino
que hasta la esperanza
y el sufrimiento sienten su olor?

Si la razón fuese de papel,
un pentagrama fiel
escribiría sobre su piel.
La música es la vida.
Suspiro de dioses.
En cambio, la poesía
es el sueño de la música,
la palabra escrita en el corazón,
en el sufrimiento,
el llanto lejano y el dolor,
y la pintura la imagen
que todo lo cubre,
que todo lo disfraza
y colorea en el lienzo.

¡Habla corazón!... ¡Habla!...
pincela el amor,
la música y los versos
sobre los hijos de la tierra.
Germina la última canción
de la esperanza
y regrésale la alegría de vivir.

Nunca busques el silencio...
¡Huye de la inercia!...
¡Atrapa el movimiento!...
Porque sólo en la música
está el ruido de los sentimientos.

miércoles, 23 de septiembre de 2009

EL SHOGÚN DE LAS TIERRAS VESTIDAS DE OTOÑO


El shogún de las tierras vestidas de otoño (2005)
Pintor Diego Fortunato
Acrílico y tinta china sobre papel 80 x 60 cm
Serie EL LENGUAJE DEL ZEN

A LA VENTA
Lo recaudado irá a beneficio de la FUNDACIÓN NIÑOS ARTISTAS DISCAPACITADOS


NECESITABA LLORAR


¡Ay amarga pena!
Necesitaba llorar recostado
de la perla espuma.

Necesitaba desahogar
el cristal que transparenta mi alma.
¡Ay amarga pena!

Las plumas del alba
cantan en remolino
sobre la imagen del viento.
¡Ay amarga pena!

Quería pellizcar las veredas
que tejen la aurora.
Quería surcar en las calaveras
y en los claveles de la pradera.
¡Ay amarga pena!
¡Ay gota borrosa
que inundas de lágrimas las venas!

Los ojos se llenan
de dulce primavera.
Todo embriaga
con su locura la mar sin frontera.
¡Ay amarga pena!
¡Ay canto, ay guitarra
que despiertas las penas!

¡Ay estatua de agua
que cincelas el aire blando!
Necesitaba llorar recostado
de la perla espuma.
¡Ay amarga pena!