lunes, 12 de diciembre de 2011

AMBICIOSA SOLEDAD

Ambiciosa soledad (1996)
Pintor Diego Fortunato
Acrílico sobre tela 150 X 100 cm.
SERIE Horizontes perdidos
DESTINO: Desaparecido en combate  



DETRÁS DE LA PUERTA





Detrás de cada puerta,
de todas las puertas
que existen en el mundo,
de la tuya y de la mía,
siempre hay angustias,
dramas, frustración
e inquietudes teñidas
de opaca felicidad,
de quimeras olvidadas,
de sueños rotos.


Detrás de cada puerta,
de todas las puertas
que hay en el mundo,
aunque exista paz,
una paz vestida
de querubines celestiales
y vírgenes del edén,
también siempre hay
un hado perturbador
que la puede disolver
en instantes, en un abrir
y cerrar de ojos, y dejarla
partir al infinito, al olvido,
tal como parte el arco iris
después que pincela
el cielo en toda
su galana hermosura.


Detrás de cada puerta,
de todas puertas del mundo,
hay miseria ruin, miseria
sin fin, balanceándose
silenciosa en el columpio
de la dicha. Sólo un movimiento,
un pequeño ademán bastaría
para robar con cruel despiado
la felicidad al alma generosa.


Detrás de cada puerta,
de todas las puertas del mundo,
de la tuya y de la mía,
la apariencia, tolerancia
y soledad se dan la mano
en hipócritas palmadas
con la soberbia, prepotencia
y sublime maldad que sólo
el espíritu corrupto puede cosechar.


Detrás de cada puerta,
de todas las puertas
que existen en el mundo,
todo es ofuscación
y confusión. Odio y rencor
malsano y hasta gratuito,
conviviendo con un amor
frágil y encapuchado.


Detrás de cada puerta,
de todas las puertas del mundo,
de la tuya y de la mía,
hay apetito voraz.
Un sanguinario depredador
matizado de odio y crueldad,
que espera escondido
el momento oportuno
para dar su zarpazo
fiero y letal. No importa
si son hermanos, primos,
herederos malsanos,
princesas de la ofuscación,
madres, padres, esposas,
curas o botiquineros.
Sólo espera el momento
preciso y fatal.


Detrás de cada puerta,
de todas las puertas del mundo,
de la tuya y de la mía,
se asoma la luz de la dicha
y felicidad, el farol divino
e incandescente de la bondad,
pero siempre habrá una nube
amenazante y perversa.
Una mano invisible y temblorosa,
a la que los sabios llaman
los tentáculos de la envidia
y satánica maldad.
Ella siempre estará presta
para su certero golpe final.


Detrás de cada puerta,
de todas las puertas del mundo,
de las puertas de los siete
mil millones de almas
con que ya cuenta la humanidad,
también mora la esperanza,
el amor, la felicidad y la alegría.
No dejemos que el tenebroso
y oscuro misterio de la malignidad
salga invicto y triunfador.
Sólo una sonrisa bastará.
Una sonrisa de amor que brote
del alma henchida y rompa
el hechizo de la maldad.


Detrás de cada puerta,
de todas las puertas del mundo,
de la tuya y de la mía,
hay amor y paz.
Alegría y felicidad sin fin,
pero también sinsabores
miedo, odio y crueldad.
Sólo falta elegir. Yo ya elegí.
¿Qué eliges tú?



El pintor, novelista y poeta Diego Fortunato entrevistando al Rey Pelé en su época
 de periodista deportivo.

lunes, 5 de diciembre de 2011

TIEMPO DE AMAR

Tiempo de amar (1989)
Pintor: Diego Fortunato
Acrílico sobre tela 122 X 76.5 cm.
Serie MUJERES DE PIEL DE SOMBRA
Colección Privada familia Nigro (Italia).


CÓMO DECIRLO



Cómo decir
que te amo
más allá
de las cosas
infinitas.
Que tú sólo
suspiro
enciende
mi alma
en fuego
de lava bendita.


El perfume
que adorna
tu piel venerada
cabalga
sobre río
apasionado
en noches
de sueños
dulces
y encantados.


Cómo decirte
lo tanto que te amo
si al verte sólo
balbuceo palabras
sin sentido.


Cómo quisiera
robarle un beso
a tus labios dorados
para morir loco
y muy embrujado.


Eres mi súplica
sagrada.
La que surca
el universo
más allá del todo
y la nada
y jamás podría vivir
sin sentir tú latir
en mis sienes
ardientes.


Tus ojos de miel
plenos de de vida
es luz que alumbra
con alegría la vida.


Olvidarte
jamás podría
sin antes no sentir
la humedad
de tu cuerpo
fundirse en el mío.


¡Cómo decirlo!
Eres el todo
y la nada.
El universo
y el cielo azul.
La tormenta
y la calma.
El fuego y el frío.
El aire y su armonía.
El amor y la pasión.
El aliento de vida
porque sin ti la vida
nada sería…


¡Cómo decirlo!…
Cómo encontrar
palabras eternas
para decir que te amo
hasta más allá
de las cosas infinitas.




El pintor, poeta y novelista Diego Fortunato en Forte dei Marmi (Toscana,Italia).


lunes, 24 de octubre de 2011

      La máscara (1989)
Pintor Diego Fortunato
Acrílíco sobre tela 122 x 76.5 cm.
Colección Privada Famila La Rosa Pastrán



SI FUESE UN INSTANTE





Si fuese un instante,
y ese instante fuese ya,
dibujaría un mundo mejor,
lleno de alegría y paz.
Hermosas y risueñas
golondrinas vestidas
de amor esparcirían
por el sendero del infinito
un himno inmaculado
con olor a jazmín.
Sentado en el borde
del tiempo escucharía
como niño embelesado su canto
de quietud y hermandad.


Si fuese un instante,
y ese instante fuese ya,
cincelaría en el espacio infinito
una estatua de bondad eterna
sobre pétalos de rosa
y perfumados océanos de miel.


Si fuese un instante,
y ese instante fuese ya,
cabalgaría sobre corceles
de vida para derrotar
al hambre voraz
que como peste maldita
mutila y silencia la vida.


Si fuese un instante,
y ese instante fuese ya,
con lágrimas de júbilo
besaría al prójimo mío
y bendito por ser parte
y sueño de la vida mía.


Si fuese un instante,
y ese instante fuese ya,
rogaría a los cielos
por la armonía y la amistad
de todos los seres
del universo inmortal.


Si fuese un instante,
y ese instante fuese ya,
tejería sueños de libertad
sobre montes y praderas,
lagos, mares y ríos
para que en la tierra toda
germinen profundos
sueños de fraternidad.


Si fuese un instante,
si ese instante fuese ya,
abrazaría a toda la humanidad
y con susurro de querubines
le cantaría al oído
“¡Te amo por existir,
tanto como Dios
nos ama a todos por vivir!


 
Diego Fortunato en compañía de la versátil
y fabulosa cantante brasileña Eliana Pittman.

miércoles, 5 de octubre de 2011

URL, EL SEÑOR DE LAS MONTAÑAS


    Lea la novela completa en www.urlelsenordelasmontanas.blogspot.com


EL BRILLANTE CAZADOR

           A Orión, el cazador más deslumbrante del universo.
                       (De mi serie de poemas titulados Homenaje al Infinito).




Te encontré cerca del río Eridanus,
junto a tus perros de caza Canis Mayor
y Canis Menor, mientras batallabas
contra la constelación de Tauro.
Bajo el brillo incandescente
de Betelgeuse, la supergigante roja
que siempre te acompaña
en tus correrías, me uní a tu coto
como fantasma furtivo.
Me emocionó verte erguido,
cual gigante colosal,
con tu garrote de bronce en alto
apuntando a la enorme cabeza
del furioso de Tauro, quien estaba
a punto de embestirte,
mientras en tu mano izquierda
asías el gran escudo de luz y vida.
Nunca vi yelmo tan deslumbrante
sobre cabeza de guerrero alguno
ni espada tan resplandeciente
y afilada como la que colgaba
de tu cinturón de estrellas.
Apoyabas tu pie derecho
sobre el inofensivo conejo
que pacía sereno en los prados
azules de la protectora Rigel.
A lo lejos, muy coqueta,
distinguí a Bellatrix, la indomable
amazonas del cuadrilátero exterior
guiñándole el ojo a Saiph.
Después, muy oronda,
sosteniendo orgullosa y en alto
tu cinturón, vi a la vieja Mintaka,
que a sus 915 años luz
de distancia, lucía espléndida
junto a Alnitak y a Alnilam,
la más brillante y hermosa
estrella jamás conocida por nadie.
Parecían Tres Reyes Magos
o, mejor dicho, las Tres Marías
del divino universo creado
por el Todopoderoso Dios.
Más abajo advertí, un tanto triste,
pero moviéndose en forma
excéntrica, a Hatysa. A su lado
Tabit, la enana amarilla,
Meissa y todas las demás
estrellas de tu corte celestial.
las cuales vestían brillante atuendo.
Lucían esplendidas, como listas
para un baile del espacio señorial.
Los antiguos griegos decían
que naciste de los orines
de los dioses Zeus, Poseidón
y Hermes, después que visitaron
a Hirieo de Tanagra, un anciano
que no podía tener hijos,
pero que con pasión deseaba uno.
En agradecimiento a su hospitalidad
y después de degustar un suculento
buey entero que Hirieo cocinó para ellos,
los dioses le hicieron una promesa
para que su deseo se cumpliese:
orinaron (otros dicen que eyacularon)
sobre la piel del buey que se habían
comido y luego lo enterraron.
Le dijeron que a la décima lunación
lo desenterrara. Cuando Hirieo lo hizo
se encontró con un hermoso y robusto niño,
a quien llamó Urión, el que orina,
en gratitud a los orines de los dioses
que lo habían engendrado.
Otros, en cambio, decían
que Orión había violado a Mérope,
hija de Enopión, quien por ello lo dejó ciego.
No obstante, Helios le devolvió la vista
y Orión se convirtió en compañero de caza
de Artemisa y Leto, pero en cruel venganza,
prometió acabar con todo animal
que transitase sobre la Tierra.
Cuando Gea, la madre Tierra, se enteró,
agarró tan soberano disgustó
por la innoble actitud de Orión,
que lo hizo picar por un gigantesco
escorpión que enseguida lo mató.
Y así, las leyendas y los mitos
sobre Orión se multiplican y siguen
y seguirán hasta el último de los días,
aunque la verdad es que nunca dejará
de acosar por siempre a las Pléyades
y presidir el infinito universo
como un invencible y brillante cazador.


El descanso (1985)
Pintor Diego Fortunato
Acrílico sobre tela 122 x 76.5 cm.
Serie MUJERES DE PIEL DE SOMBRA
Colección Privada familia Nocerino.

miércoles, 21 de septiembre de 2011


13 de abril, desde ahora a la eternidad
DÍA NUNDIAL DEL AMOR




Aunque no soy nadie o, quizás, un don nadie, ni tampoco me crea absolutamente en nada para estar decretando nada (valga la cacofonía), y tampoco mi ego anda por la estratósfera o "desorientado", se me antoja decretar o, establecer, si así lo prefieren, el 13 de abril, desde ahora hasta la eternidad, (la fecha también es otro antojo) como el Día Mundial del Amor (y no de los Enamorados), basado única y exclusivamente en el principio universal y divino de que el amor todo lo puede, según se afirma (y yo lo creo y creeré firmemente hasta la muerte) en el Capítulo 13 de la primera Epístola del apóstol san Pablo a los corintios, todo el dechado de virtud y sublimidad espiritual.


  En los próximos días, también si se me antoja, escribiré una breve Declaración de Principios sobre esta fecha y su importancia, la cual será fundamental para el renacer de la humanidad y la creación de un nuevo hombre, el Hombre Espiritual (alejado del maligno materialismo), cuyos intereses y conducta serán regidos por el amor, el amor al prójimo y al Ser Supremo.


Mi bailarina y los grandes viajeros de Carlo Maria Mariani  (1987)
Pintor Diego Fortunato
Acrílico sobre tela 150 x 100 cm. 
Colección Privada familia Mecia Loyo 



EL ENIGMA DEL AMOR



¿Qué sería
del mundo
si no existiese
el amor?
El vació, la nada
en la existencia.
Sería el ocaso
de los sueños,
la muerte
de la esperanza.


Sin amor
nada hay
ni nada somos.
La vida no
tendría sentido
sin su abrigo.
Sería oscuridad
y tormento.
Las caricias
y la ternura
así como
la risa pura
reposarían
en la sepultura.


¿Qué niños
nacerían?...
Y a los ancianos,
¿en qué pestilente
mundo los tirarían?
¿Dónde
a los lisiados,
huérfanos,
enfermos,
pobres
y desheredados?


Sin amor
nada somos
ni nada
podemos ser.
El amor
lo es todo
y sin amor
la humanidad
se extinguiría
en un soplo
sin disparar
bala alguna
y ninguna falta
harían bombas
atómicas o viles
guerras asesinas.


El amor lo es todo.
El suspiro, el aire
que respiras
y la mano amiga
que te salva la vida.
Las lágrimas,
el consuelo
y la dicha
de estar vivo
como un ángel
que surca libre
el firmamento.


No hay vida
sin amor,
ni amor sin vida.
Son indivisibles,
como el cielo
y la tierra,
como el agua
y el río,
como la mente
y el cuerpo.
Caminan siempre
juntos,
de las manos
tomadas,
en las veredas
del universo
hasta los confines
de la alborada.


No hay vida
sin amor.
Son indivisibles.
Nunca podrán
vivir separados
porque así
lo quiso Dios.
¡Es el milagro
eterno
de la creación!






Con mis cinco hermosos y amados hijos. Son: Diego Odín, Viviana Alejandra, Daniela Andreína, Cristhian y  Deborah Alejandra. Yo, por supuesto, soy el del centro.



martes, 6 de septiembre de 2011

...Y ABRIÓ EL POZO DEL ABISMO

...y abrió el pozo del abismo (Apocalipsis, IX, 2)
1988
Pintor Diego Fortunato
Acrílico sobre cartUlina 66 x 48 cm.
Serie EL TEMIDO APOCALIPSIS



EN UNA REGIÓN FINITA DEL INFINITO
(De mi serie de poemas titulados Homenaje al Infinito).


No soñaba,
mucho menos
estaba despierto.
Sólo vagaba
en los espirales
de mi mente
cuando de pronto
me encontré
en un agujero negro
que está más allá
del fin del mundo.
Escuché gritos
a mí alrededor
pero no sabía
de dónde venían
y qué decían.
Seguí observando
un rato más
en la tenebrosa
inmensidad.
Un ruido infernal
de pronto
atrajo mi atención.
Miré a un lado,
después hacia otro,
y nada. Volví a mirar,
está vez hacia
el sótano de infinito
y vi como un gran
agujero negro
eyectaba potentes
chorros de materia
color ámbar carmesí
que estallaban
en loco remolino
de vida y de muerte.
Puse atención
y aguce los oídos.
Los aullidos venían
de las cavernas
de la oscuridad
más oscura.
Quise escapar
en un instante,
pero algo me detuvo.
Estaba en la curvatura
del espacio-tiempo
y vi varios horizontes
de sucesos y yo reflejado
en cada uno de ellos
y en cada etapa de mi vida
hasta el nacimiento.
Era muy hermoso
y de nítido placer
a mis aterrados ojos,
pero quería escapar
porque estaba
en el límite del espacio
y de allí nadie logra huir,
siquiera un rayo
de fina y tenue luz.
Di un salto,
después otro
un poco más fuerte
y en un instante
estaba sentado
más allá del centro
de la Vía Láctea,
fuera de todo peligro
y de los tenebrosos
agujeros negros
y sus cuatro dimensiones
geométricas de carga
eléctrica letal.
Me sentía dichoso
y satisfecho.
Había presenciado
en el infinito la muerte
de una gigante roja
que en miles de millones
de años se convirtió
en una enana blanca
y luego en agujero negro
y salí ileso en el intento.
¿Qué cuánto tiempo
estuve allí?... ¡Qué importa!...
La velocidad de la mente
no se mide por los miles
de millones de neuronas
que una persona tenga
en su pequeño cerebro,
sino por la velocidad
de sus pensamientos
y luminosa imaginación.



El pintor y escritor Diego Fortunato junto a Ana María La Rosa, su segunda ex (de tres esposas), el día de la boda de su hija Viviana Alejandra Fortunato La Rosa y Rafael González Fernández (Agosto 2011).

miércoles, 17 de agosto de 2011

EN EL NIDO DE LA ROSA


El pintor Diego Fortunato en el Gran Hotel Timeo,
(Taormina, Sicilia), donde su obra está presente
en colecciones privadas y en la Galería La Corinicia,
 de Milazzo.

En el nido de la rosa (2008)
Pintor Diego Fortunato
Acrílico sobre tela 120 x 90 cm.
Serie BAILARINAS INFINITAS

En venta
Bs. 6.000
telf. 0412 -556.4954


Los genios y yo
LOS ZURDOS MÁS FAMOSOS
 DE LA HISTORIA
Cecilia Ruiz de Ríos
Hace poco, recibí un e-mail procedente de un general vietnamita quien me solicitaba información sobre los personajes históricos que fueron zurdos como él. Llamados southpaws en inglés, los zurdos eran presa favorita para los inquisidores pues consideraban que tenían antecedentes brujiles, y muchos zurdos fueron quemados también en la Edad Media.
Entre los presidentes gringos, varios de ellos escribían con la mano izquierda. James Garfield, quien murió a causa de mala praxis médica y no como consecuencia de la bala que recibió en un atentado, Herbert Hoover, Harry Truman (quien fue el compasivo que dejó caer dos confititos explosivos sobre Hiroshima y Nagasaki), Gerald Ford (bajo su mandato, los gringos aprendieron a ahorrar combustible por primera vez en la vida), el ex cowboy barato Ronald Reagan, George Bush padre y el alborotado Bill Clinton todos firmaban con la manito izquierda. En la historia gringa, el genial Benjamín Franklin (quien además de ser gran estadista era un multifacético sabio que inventó los lentes bifocales), el presidente Barack Obama, el primer negro en llegar al presidencia de USA, el general confederado N.B.Forrest (quien se vio en serios aprietos en la Guerra Civil gringa), Albert Henry De Salvo (más tristemente conocido como el estrangulador de Boston), el pistolero Billy the Kid y el asaltante de bancos John Dillinger fueron también zurdos.
Desde la antiguedad, la historia ha sido redactada por un buen número de personajes con su mano izquierda. La gran heroína francesa y hoy por hoy venerada santa patrona de los galos Juana de Arco (para colmo el hecho de ser zurda fue un factor más para ser considerada bruja por los oscurantistas que la condenaron a ser un asado sin sal ni pimienta), el monarca inca Lloque Yupanqui, el faraón egipcio Ramsés II, los césares romanos Tiberio y Julio César (quien era ambidextro en sus preferencias sexuales y murió por hierro a como vivió), el conquistador macedonio Alejandro Magno, el emperador unificador de las Galias Carlomagno, el pétit general Napoleón Bonaparte y su primera esposa la casquivana Josefina de Beauharnais, el pusilánime soberano francés Luis XVI, los monarcas ingleses Victoria (la regordeta archipudibunda), Jorge II, el inservible y zángano Jorge IV, Eduardo III (a causa de una embolia que le paralizó el lado derecho del cuerpo) y la actual Elizabeth II son perfectos ejemplares de regios zurdos. Entre los políticos de fama mundial, el barbudísimo cubano Fidel Castro prefiere la izquierda hasta para escribir, e igualmente el ex mandatario israelí Benjamín Netanyahu también escribe con esa mano.
Zurdos notables en la ciencia y entre inventores fueron Henry Ford (a quien le debemos el auto), el físico judío Albert Einstein, el multifacético renacentista Leonardo Da Vinci (a causa de una lesión en la mano derecha), y Augusto Piccard (inventor de el batíscafo).
Entre músicos y figuras del espectáculo, Carlos Felipe Emmanuel (hijo del célebre Juan Sebastian Bach), Glenn Campbell (quien nos fascinó con su Rhinestone Cowboy), Vicki Carr, Natalie Cole (hija del inmortal morenazo Nat King Cole), Kurt Cobain (bandleader de Nirvana que se suicidó de un tiro en la sien), Judy Garland (quien nos fascinó en el Magho de Oz), el gran guitarrista negro Jimmy Hendrix, el trompetista Chuck Mangione, Sir Paul McCartney (ex Beatle ahora investido de par del reino), Cole Porter (uno de los mejores autores gringos), el pianista-compositor-director de orquesta ruso Sergio Rachmaninoff (quien salió huyendo como cachinflín de su país cuando triunfó la Revolución de Octubre), el compositor y pianista francés Maurice Ravel, el novelista, poeta y pintor Diego Fortunato, el morenazo Seal (autor del hit "Beso de una Rosa"), el cantautor Paul Simon, el comediante Charles "Charlot" Chaplin, el guapo chaparro Tom Cruise, la inolvidable Olivia de Havilland (¿la recuerdan en "Lo que El Viento se llevó" ?) los actores Robert De Niro, Richard Dreyfuss, Cary Grant, Ryan O´Neal (¿lo recuerda en "Historia de Amor" antes que se hiciera un chele flojo y espantoso?), Steve McQueen, el pelón Telly Savalas, el ruidoso irlandés Mickey Rourke, el rudo Sylvester Stallone, Anthony Perkins (el "Norman Bates" de "Sicosis" que acabó muriendo de SIDA), Rex Harrison (incomparable en My Fair Lady), Peter Fonda y el bellísimo Rock Hudson destinado a morir de SIDA, así como las actrices Marylin Monroe, Shirley MacLaine, Jean Seberg, Eva Marie Saint (¿la recuerdan como Kitty en "Exodo"?), Kim Novak, Joanne Woodward (esposa de Paul Newman), Brenda Vaccaro, Goldie Hawn, la misteriosa y bisexual sueca Greta Garbo, Diane Keaton (ex pareja de Woody Allen), la comediante negra Whoopie Goldberg y Tippi Heddren (mamá de Melanie Griffith y heroína de "los Pájaros" de Hitchcock).
El mimo francés Marcel Marceau también es zurdo, al igual que los grandes pintores Alberto Durero, Hans Holbein (quien engañó a Enrique VIII de Inglaterra pintando un retrato favorable de Ana de Cléves, quien era más espantosa que una deuda millonaria), Paul Klee, el mujeriego y sádico español Pablo Picasso, el italiano Rafael y el cascarrabias genial quien pintó los frescos de la Capilla Sixtina en medio de pleitos con el papa Julio II (Miguel Ángel Buonarotti).
Criminales como Jack el Destripador y el verdugo turco al servicio del sultán otomano Ibrahim El Desquiciado usaron la mano izquierda para cometer atrocidades. Este verdugo turco, Alí Boukmer, ató los costales de las más de 200 mujeres del harén de Ibrahim cuando éste en un ataque de ira resolvió ahogar a todo su harén en las aguas del Bósforo. En el mundo del deporte, grandes atletas como Edson Arantes do Nascimento (más conocido como Pelé, La Perla Negra del soccer), Romario y el controversial argentino Diego Armando Maradona son prominentes zurdos, mientras que la patinadora Dorothy Hamill, el decatlonista Bruce Jenner y el gran nadador gringo Mark Spitz también son zurdos.




VISITA MIS BLOG
Y VERÁS MUCHO MÁS
PUEDES BAJAR GRATIS
MIS POEMARIOS, NOVELAS, ENSAYOS
Y OBRAS TEATRALES
Y SI EN Google PONES Diego Fortunato, pintor
Y LE DAS UN CLICK A IMAGENES, VERAS MUCHO MÁS.

domingo, 7 de agosto de 2011

POR QUÉ LLORAN LAS MARIPOSAS

La entrega (1989)
Pintor Diego Fortunato
Acrílico sobre tela 122 x 76.5 cm.
Serie MUJERES DE PIEL DE SOMBRA
Colección Privada familia Kors.

POR QUÉ LLORAN LAS MARIPOSAS


Tirado en la ribera de la nada
pensaba en el atardecer
de la primavera, en los bosques
callados y siempre vivos
de la sabiduría silenciosa.


Escuchaba el riachuelo
de mi alma descorrer
hacia el eterno
soplo del viento.


Miraba embelesado
a los pájaros cantores
de fantasías y quimeras
que cabalgan en los sueños.


Miraba al mundo
girar en torno mío
pero no entendía
sus movimientos
ni el porqué de la vida.


Todo fluye. Nada es eterno.
Hasta la muerte es temporal,
como temporales son
las ideas y las ilusiones.


Me vi tirado
sobre una alfombra
de hierba viva
adornada por flores
de tantos colores
que el mismísimo arco iris
las hubiese envidiado
si ese vil defecto
albergase su juego golondrino.


Estaba tan feliz
que hasta la dicha
susurraba su alegría
en el eco de la montaña.


De pronto vi una,
después otra,
más adelante a millones
de hermosas mariposas
de múltiples colores, formas
y maneras de danzar al viento.


Una muy pequeña,
de tiernas y agraciadas
alas color azul cobalto
ribeteadas de perfumado
listón blanco, dejaba
descorrer una lágrima
por su inocente mejilla.


No pude permanecer más tiempo
tendido en la hierba viva.
Me incorporé, fui hacia
ella y curioso le pregunté:
¿por qué lloras mariposa?


Levantó su rostro
y con la lágrima
aún rodando hacia
la inmensidad intangible,
me dijo: Por el mundo…
Por ustedes…
¿Y por qué?, la interrumpí
en su sollozo interior sin
dejarla concluir.
Porque navegan hacia el fin
y siquiera se han dado cuenta.


Me recosté junto a ella
y puse a pensar a su lado
mientras una gran lágrima
también rodaba por mi rostro.










http://www.artilandiadediegofortunato.blogspot.com/

domingo, 24 de julio de 2011

LA CONGOJA

La congoja(1985)
Autor: Diego Fortunato
Acrílico sobre tela 122 x 76.5 cm.
Serie: LA FAMME EN OCRE
Colección Privada familia Kors


EL DE LOS ANILLOS DE PLENILUNIO
(De mi serie de poemas titulados Homenaje al infinito)

Eres grande
y resuelto,
pero te ocultas
en nubes de gases
para disfrazar
tus brillantes
e inmensos anillos
que quince veces
más veloces
que una bala
arropan de misterio
tus encantos.
Los romanos
te llamaron Saturno,
el padre de Júpiter,
porque te semejaron
al antiguo titán Crono,
hijo de Urano y Gea,
quien gobernaba
el mundo de los dioses
y los hombres
devorando a sus hijos
después de que nacían,
ya que el inseguro
y pobre cobarde
tenía mucho miedo
de que lo quitasen
del medio y con trono
y corona ellos se quedaran.
Pero su buen amado
hijo Zeus, que no
tenía un pelo de tonto,
se burló de ese nefasto destino
y de un solo y preciso guiño
derrocó a su malvado
padre para quedarse
él solito con el coroto.
Aunque deambules
lentamente entre gases,
flatulencias y estrellas
y dures poco menos
de treinta años en dar
la vueltita por tu órbita
ambivalente y celeste,
no quiere decir que seas
gordo y perezoso
sino un padre anciano
que cansado está
de dar tantas vueltas
sin que en el oscuro
firmamento se aparezca
una buena y hermosa
hembra que lo saque
de ese gran ayuno
que ha convertido
a su vida en un horrible
y pesado insomnio.
Ya no duerme
y de tanto pensarlo
sus ojos de luna llena
bien abiertos mantiene.
Diecisiete
hijos arrullan tus
noches de plenilunio
y cuidan como gran
padre amado,
aunque tus preferidos
sean Jano, Titán,
Hiperión, Tetis y Telesteo,
no descuides a Encélado
porque da calor a tu sueño
y los libera de malos
pensamientos cuando
enciende la chimenea
de géiser de agua y lava
bien ardiente y fulgurante.
Aunque digan que Titán,
tu hijo y satélite predilecto,
tenga una atmósfera
rica en metano, muy similar
a la de la Tierra primitiva,
eso me huele a rancio ano.
Yo me quedo en mi tierra,
aquí abajo, porque ganas
ninguna tengo de luchar
con dinosaurio alguno
ni en selvas o grutas vivir,
porque en las únicas
cavernas donde me gusta
estar son en las que tienen
las hembras entre los muslos.
¡No es un géiser,
ni agua bendita,
pero calientes
y gozosas están!

El pintor y escritor Diego Fortunato con su sobrina Sandra en las cercanías de Merito (Península de Paria, Venezuela). Atrás Cumbres Ardientes, donde el pintor piensa edificar su castillete de retiro (Mayo 2011).